jueves, 11 de diciembre de 2008

El Reggaeton y la Juventud “Moderna”

El Reggaeton y la Juventud “Moderna”



Un HORROR para los adultos una alabanza para los jóvenes, con opositores y defensores como ningún otro género musical. El reggaetón es ahora una corriente que arrastra a los chicos con su baile erotico y sensual o… ¿sexual? y su ritmo pegajoso.

El reggaetón y su baile, conocido como perreo, están impactando los preferencias de jóvenes y adolescentes. Ya casi no queda una discoteca donde no sea disfrutado, las radios juveniles lo han incluido entre las diez mejores de sus listas y en los conciertos no hay una sola persona que rehúse corear sus canciones.

Este género nació a inicios de los noventa en las playas de República Dominicana y Puerto Rico.Por su origen, muy ligado a los espacios públicos locales de estas islas del Caribe, se calificó como expresión social de la clase baja. Eso hizo que en El Salvador el reggaetón se escuchara primero en discotecas y en radios populares.
El reggaeton (también reggaetón y reguetón) es un ritmo latino, influenciado por el hip hop de zonas latinas de Miami, Los Ángeles y Nueva York. Tiene bastante influencia de otros estilos latinos, como la bomba, la salsa, la Champeta y sobre todo el merengue house. Nace a partir de las fiestas en las que el DJ pinchaba la cara B instrumentales de los vinilos de reggae poniéndolos a 45 rpm en lugar de a 33, haciéndolos más movidos para bailarlos.

No hay razones tan rebuscadas para que los jóvenes se sientan ahora tan conquistados y seducidos por el reggaetón. Ellos sienten hacia él un amor arrebatado. Su ritmo los “prende”, el baile les permite explorar sus cuerpos y las letras les hablan de sexo ,mujeres, lujo , desamor , etc. Ellos lo perciben simple. “Me gusta y hace que pueda sentirme libre”, dice a secas una chica, de quince años. Parada frente a un espejo, en medio del barullo y el calor de una discoteca, roza su cuerpo con el de su compañero de baile. Él le pone sus manos en la cintura, ella abre las piernas y luego comienzan a bajarse hasta casi llegar a topar al suelo. Otras parejas hacen lo mismo. En un punto se hallan tres adolescentes que recargadas de frente sobre una pared ejecutan movimientos atrevidos, de atrás hacia adelante, y son rodeadas por los chicos. Como es la moda regguetonera que es capaz de hacernos ver bien “bacan” pues
muchos jóvenes imitan el vestuario de los cantantes de este género. Algunos llegan a las discotecas populares con pantalones flojos, camisetas holgadas, la gorra para atrás y una larga cadena les cae sobre el pecho, a la cual llaman popularmente “ blin blin” . Así han visto a sus idolos, a sus modelos, como Don Omar dicen algunos.Ellas llevan zapatos altos, minifaldas, pantalones ceñidos a media cadera y blusas cortas con logotipos muy grandes. Pareciera que quieren parecerse a las bailarinas del perreo que se exhiben en los videos de Daddy Yankee, Héctor y Tito y Tego Calderón.


Por qué este fenómeno arrastra a quienes tienen entre 12 y 22 años y no a los adultos, algunos profesionales exactamente sociólogos cree que todos los procesos sociales nuevos son consumidos o impulsados por los jóvenes.“A ellos les gusta lo prohibido y tienen curiosidad por buscar cosas distintas”, explican.
Siempre quieren acercarse al sexo opuesto, y si el perreo les ayuda a tener un contacto más estrecho es bienvenido.
Muy pronto, su impacto no se pudo tapar con un dedo. “Dejó de ser el género popular para convertirse en el género de los jóvenes”, la opinión de dichos estudiosos concuerdan en que, es común que estos ritmos se creen en una localidad y más tarde se vuelvan globales.
Pero el reggaetón no sólo es un tipo de música sensual, porque expone críticas sociales y realidades que se viven en la cotidianidad. “Muchas veces el reggaetón tiene letras interesantes, que son protestas ante hechos reales, pero también ha caído en un lenguaje tosco para verbalizar sus necesidades”
Lo verdaderamente cierto es que en este siglo XXI nos enfrentamos a una generación de jóvenes en procesos de resignificación social. Es decir, lo que la sociedad ha considerado modelo social, no satisface las demandas y carencias de los jóvenes o simplemente nos enfrentamos no a un simple tema de moda y espectáculo ya que si estas canciones y este baile comienzan a verse normal es porque hay ausencia VALORES , que se suponen son enseñados y ejemplificados en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada